La parte sutil de Ilexina
Sobre Ilexina

La parte sutil de Ilexina

Ilexina son 4 extractos adaptógenos realizados en base a principios físicos y químicos, obtenidos mediante cuidadosos procesos en los que buscamos la excelencia. Ponemos cuidado en todos los detalles, como explicamos en Ilexina, extracto de alta eficacia y en base a unos principios que son nuestros cimientos.  Pero además de cuidar la parte físico-química del proceso, tenemos en cuenta una parte sutil. Partimos de la creencia de que las plantas nos transmiten sus principios bioquímicos, pero también sus principios energéticos o energía vital, algo que no podemos demostrar.

Desde el respeto por el misterio de la naturaleza y con una despierta capacidad de asombro, tomamos todo lo que entendemos que cuida del aspecto energético de los vegetales y que nos aporta cualidades “imponderables”.

Encina, base del extracto adaptógeno Ilexina Sport Q

 

Bioquímica sutil de las plantas

¿Es posible que todo lo que consideramos sutil o energético, pueda justificarse por medio de química y moléculas, pero que las desconozcamos? Quién sabe.

Los fitoquímicos, que justifican ahora tantísimos de efectos terapéuticos de las plantas, se han descubierto en los últimos 20 años del siglo XX. Se reconoce que son de una complejidad muy superior a lo que se podía suponer y no se sabe cuánto queda aún por descubrir. Algunos están en dosis infinitesimales y la sinergia entre ellos es definitiva en los efectos de las plantas. No podemos comprender esta intrincada complejidad, esta inteligencia perfectamente orquestada. Desde nuestra posición, al menos desde Ilexina, sólo podemos intentar respetarla.

Por ejemplo, siempre se ha sabido que las plantas jóvenes y que los meristemos o tejidos germinales nos transmiten más energía, son más potentes. Ahora sabemos que su vitalidad se debe a su mayor contenido en fitohormonas, enzimas y principios bioquímicos, que se encuentran en verdadera “eclosión” en los momentos de crecimiento.

Algunas percepciones del saber popular también se justifican por medio de la química. Es el caso de las fitoncidas:  siempre se ha considerado que estar en contacto con la naturaleza es terapéutico y ahora sabemos que las plantas emiten unas sustancias llamadas fitoncidas para comunicarse entre ellas. Inhalar estas sustancias es saludable para nosotros ¡y por eso en Japón han inventado la terapia que se llama “baños de bosque”!

Hoja, emisora de fitoncidasTambién la ciencia está averiguando que las hojas de las plantas pueden emitir compuestos volátiles como sistema de defensa al ser agredidas, compuestos que plantas cercanas emiten también cuando detectan la emisión de la compañera, a modo de prevención. O sintetizan sustancias para repeler el ataque de un insecto que se come sus hojas, intercambian información en un lenguaje químico muy complejo e insospechado para nosotros. ¡Sin duda, es un mundo por descubrir!

Todo esto lo hemos desarrollado más ampliamente en los mecanismos de acción de Ilexina, donde hablamos también de nuestra incapacidad para comprender el puzzle completo de los efectos de las plantas y de nuestros extractos adaptógenos.  Del mismo modo que sólo conocemos una parte de las plantas de este planeta, sólo conocemos una parte de su bioquímica y moléculas.  No se sabe cuántas variedades de vegetales hay, se especula que unas 750.000, de las cuales conocemos alrededor de un 40%. Pero no podemos soñar con llegar a conocerlas, no sólo por su ingente cantidad, sino por la rápida y lamentable destrucción a que son sometidas por nuestra parte. Y de las que conocemos ¡¡no sabemos ni cuánto queda aún por comprender!!

El potencial de las plantas es incalculable. La parte bioquímica más sutil es la más escondida para nosotros. Pero ¿aparte de la bioquímica, hay una parte energética, todavía más sutil?

Árbol de la película Avatar

Información y energía en Ilexina, extractos adaptógenos

Hay técnicas que trabajan con los aspectos sutiles de las plantas, como la homeopatía y los remedios florales, que sanan el aspecto emocional (desde las Flores de Bach, seguidas por las esencias florales de California, del Himalaya, de Australia, etc).  En estas terapias, la física y la química no pueden explicar nada, son terapias llamadas energéticas o sutiles. ¿Acaso podemos desestimar esta parte?

El agua es para nosotros un ingrediente importante: por una parte, porque el agua transmite la información y es por ello el vehículo de las terapias sutiles antes citadas. Y por otra parte, el Dr. Pol Henry (desarrollador de la fitoembrioterapia) decía que el agua es el disolvente capaz de captar la energía de la planta.  Utilizamos el agua para llevar a cabo estas prácticas, con la intención de intentar mantener el espíritu de los vegetales en nuestros extractos adaptógenos. El agua de Ilexina está:

  • Solarizada: el agua que se utiliza en Ilexina ha sido expuesta al sol para captar su energía. Del mismo modo que los vegetales son condensadores y fijadores de energía y fuego solar, que es la energía vital por excelencia. Al exponer el agua al sol, intentamos potenciar esa energía matriz en el preparado.
  • Vitalizada: el agua que se utiliza en Ilexina ha pasado por botellas vitalizadoras, diseñadas con la medida aúrea y con la flor de la vida impresa. Existen fotografías demostrando que estas botellas devuelven a la molécula del agua su estructura armónica original.
  • Dinamizada: a lo largo del proceso de extracción se dinamiza varias veces el producto para aumentar la energía captada de la planta y del sol por parte del agua.

Hay otra energía en nuestros extractos, que es la de la gratitud.  Nuestro trabajo parte de una profunda actitud de gratitud por el regalo que recibimos. Cuanto más profundizamos en el mundo vegetal, más fascinados estamos por su sublime inteligencia, belleza y complejidad y mayor es nuestra comprensión de la total y absoluta dependencia de ellas para comer, respirar, curarnos… para vivir. La vida en este planeta ha sido modelada por las plantas y no es posible sin ellas.  La frenética actividad humana destruye esta riqueza impunemente. Somos conscientes de que para la elaboración de los extractos cortamos partes de plantas, lo cual conlleva un daño por el que pedimos disculpas.

Espíritu y arquetipos

La investigación para profundizar en los extractos nos han llevado a las plantas como seres animados, con cualidades. Nos parece que cada una de ellas es un ser complejo: igual que cada persona tiene un carácter, cada especie de plantas igualmente es como si tuviera su carácter propio y particular. Reconocemos ese carácter por su forma, colores, forma de crecer, olor y también por sus propiedades en nuestro organismo cuando las tomamos. Y hay personas que afirman tener conexiones más cercanas con las plantas, con sus elementales o parte etérica.

Actualmente estamos desconectados de la naturaleza, pero hace un tiempo (y también actualmente en culturas más cercanas a la tierra) se convivía con las plantas desde una mayor conexión. Los bosques, por ejemplo, se han considerado lugares sagrados en todas las culturas, lugares de culto. Algo en nosotros sigue conectado a ellos, nos dice que ahí está nuestro hogar y que los árboles son nuestros antepasados.

Teníamos que llegar aquí, lo entenderá cualquier persona enamorada de los árboles o que sienta un vínculo con ellos. O quien comparta que la materia manifiesta el espíritu: si cada persona somos una materialización de una parte sutil llamada alma o espíritu, un árbol y cualquier planta, también lo es, una criatura con alma. Entramos en otro nivel de información, quizás para algunos asociado a una parte mágica o esotérica y para otros, totalmente real.

El árbol es símbolo universal de vida y sabiduría. Es la conexión del cielo con la tierra, la conexión que el ser humano tiene que hacer: elevarse desde la tierra a un plano más sutil, representado por el cielo. La conexión con los árboles nos reconecta con algo en nosotros que no queremos intentar definir. Vamos a acercarnos a los árboles de Ilexina, el pino y la encina y sus arquetipos.

En ocasiones, saber si nos va mejor un preparado con pino o con encina se decide gracias a la conexión con estas ideas. ¿Te sientes más identificado con el pino o con la encina?:

Arquetipo del pino

El pino está asociado a la mente y a la luz.

Es un árbol regenerador: se utiliza tan a menudo para reforestación porque tiene la cualidad de regenerar los terrenos degradados, creciendo con rapidez donde otros no lo hacen, si bien donde crecen estos árboles ya no crecen otras especies de plantas.  Tiene pocas exigencias a cerca del terreno, pero sí de luz.  Su crecimiento es predominantemente en altura, siempre en busca de la luz.

La vitalidad es otra de sus cualidades: es un árbol de crecimiento rápido y se considera que es el árbol con mayor capacidad de captar luz. Para las tradiciones esotéricas es el árbol de la vitalidad, que nos ayuda a recuperar y mantener nuestra fuerza vital y el árbol de la era de Acuario, que nos abre al nuevo pensamiento. Inhalar esencia de pino es un estímulo directo en nuestro cerebro, un estímulo que nos despierta.

Los vikingos utilizaban la resina del pino en una bebida ceremonial para fortalecer la salud y el vigor antes de sus proezas.

En gemoterapia es un revitalizante y la fitoembrioterapia lo utiliza para estimular los sistemas inmunitario y osteoarticular.

Según el Dr Bach, el remedio floral Pine es:
Para quienes siempre se culpan a sí mismos. Incluso cuando han tenido éxito, piensan que podrían haberlo hecho mejor y nunca están satisfechos de sus esfuerzo o de sus resultados. Son grandes trabajadores y sufren mucho por los errores; aunque sean cometidos por otra persona, ellos se adjudican la responsabilidad“.

Pino, para los extractos adaptógenos Ilexina Man, Woman y Sport P

Pinus nigra, imagen de Fco Miguel Merino, www.redjaen.es

Arquetipo de la encina

La encina es un árbol sagrado para muchas culturas, símbolo de fortaleza y vigor, sabiduría y longevidad.

Los Quercus, ya sean robles o encinas, eran el árbol de Zeus para los griegos y el árbol de Thor para los vikingos. Dios hablaba a Abraham desde un roble. Es el árbol de los druidas, personificaba la fuerza del espíritu y era el maestro o autoridad del bosque, protector del suelo y de todo lo que crece debajo de su copa. Recogían el muérdago de los robles, ya que el muérdago había extraído la savia y los poderes del roble sin dañar al árbol sagrado. Quercus viene del latín “árbol bueno“, es el árbol bueno que da fortaleza y vigor.

Madera de encina

Madera de encina, bella y resistente

Fortaleza serena: la encina crece muy despacio, no da bellotas hasta que tiene 50 años de edad. Son árboles centenarios. Ralentizan el tiempo, aportan tranquilidad y seguridad. Su madera es de las más duras y pesadas, no se pudre y raramente tiene parásitos. Es muy apreciada por los ebanistas.

Fertilidad: necesita mucho espacio para crecer y se genera todo un ecosistema de vida animal y vegetal debajo de su copa y en sus tierras circundantes.

La encina es el maestro cuya presencia por sí sola es suficiente.

En gemoterapia se usa para estimular la energía y fortaleza de la persona sobre todo cuando la fuerza vital está disminuyendo. Para la fitoembrioterapia es un estimulador endocrino y antiedad.

Según el Dr. Bach, el remedio floral Oak es:

Para aquéllos que se esfuerzan y luchan fuertemente por aliviarse o por los asuntos de la vida cotidiana. Aunque su caso parezca sin esperanza, seguirán intentando una cosa tras otra, seguirán luchando. Se mostrarán descontentos cuando la enfermedad interfiera en sus deberes o les impida ayudar a los demás. Son personas valientes que luchan contra grandes dificultades sin perder la esperanza ni abandonar el esfuerzo”. 

 

Encina en la dehesa

¿Pino o encina?

El pino es rápido, no crecen otras plantas donde él crece y su madera es blanda. La encina es lenta, genera riqueza alrededor de donde crece y su madera es dura.

Ilexina Man, Ilexina Woman e Ilexina Sport P contienen yemas de pino, destinadas a convertirse en hojas, frutos y semillas. Son partes que representan una energía aérea, ligera y expansiva.

Ilexina Sport Q contiene corteza de encina, con las células germinales destinadas a convertirse en tronco y madera. Es una parte que representa una energía más densa, resistente y contractiva.

¿Con cual de estos arbolillos te identificas? 😉

Pequeña yema

Por más que queramos definirlo todo, tenemos que admitir el misterio. El misterio de los árboles, de nosotros, de la vida misma.

Entendemos que posiblemente tener en cuenta los aspectos sutiles pueda potenciar la eficacia de Ilexina o a lo mejor influyen en el ánimo o espíritu de las personas que lo toman.  No lo podemos saber.  Sólo sabemos que  hemos ido mejorando el proceso y añadiendo estas prácticas poco a poco a nuestro preparado y que Ilexina, poco a poco, ha ido ganando en potencia y eficacia.

Por una medicina respetuosa más efectiva, purificada y biodisponible… Salud y Luz!!

 

“Ningún árbol puede crecer hasta el cielo a menos que sus raíces lleguen al infierno”

Carl Jung

 

Encina, para el extracto adaptógeno Sport Q

La encina es el árbol más representativo de la Península Ibérica. Esta es la encina La Terrona, el Quercus Ilex posiblemente más grande del mundo. Tiene 16 m de altura y 7,80 m de perímetro en el tronco. Imagen tomada de http://www.turismoextremadura.com/viajar/turismo/es/explora/Encina-La-Terrona/

 

 

Deja un comentario